Sorpresas en Miss España

El pasado 13 de septiembre tuvo lugar la elección de la nueva Miss Mundo España 2014 con resultado sorpresa, ya que resultó elegida, contra todo pronóstico, la manchega Lourdes Rodríguez, de 20 años de edad. Desde que se conoció el resultado, muchas han sido las voces que han protestado y mostrado su desacuerdo con esta decisión, ya que Lourdes y sus damas de honor adelantaron a grandes favoritas que quedaron fuera del cuadro de honor, como las misses de Málaga, Madrid o Sevilla, que ya sonaban, incluso en los foros internacionales, como grandes favoritas para optar a la corona azul. Sin embargo, los que llevamos algunos años siguiendo los concursos de belleza, ya no nos sorprendemos tanto ante elecciones como ésta, ya que sabemos que el mundo de las misses es tan subjetivo como, a veces, caprichoso, y al final son los jurados los que deciden, imponiendo un criterio que, a veces, nada se parece al nuestro. Al fin y al cabo, ellos son los que pasan días junto a las chicas, conociëndolas y estudiándolas, por medio de entrevistas, desfiles a puerta cerrada y un arduo seguimiento que da como resultado el que ellos, y no nosotros, conozcan mejor que nadie a las candidatas, formándose un opinión más real que la se pueda sacar a través de unas simples fotos o vídeos. Por supuesto, hablamos partiendo de la base de que se trate de un jurado respetable y libre, no coaccionado por intereses de ningún tipo.

Lourdes no ha sido, ni será, la primera miss española “impopular” y que no consigue todo el apoyo por parte de los fans. Nuestra historia está llena de casos en los que las ganadoras y las finalistas no cumplieron con las expectativas que se tenían en cuanto a favoritismo. Seguro que hay que remontarse a las primeras ediciones para encontrar la primera ganadora “sospechosa” que consigue sorprender con su victoria, casos que pudimos comprobar desde la primera gala televisada, es decir, la del año 92, correspondiente a la Miss España 1991. Esa edición la ganó una jovencísima Sofia Mazagatos casi por sorpresa, y es que la favorita del público era la canaria Miriam Reyes, a la que el público coreo al grito de “Miss España, Miss España” mientras recibía su banda de primera dama de honor, a efectos prácticos tercera clasificada, ya que por aquel entonces existia el título de “Miss Nacional” para la virreina, que en aquella ocasión fue Miss Castilla y León.

Otra Reyes, en esta ocasión Maria, ganó el título de Miss España 1995 apareciendo casi de la nada y ganando a la gran favorita del público, la representante local y Miss Tenerife, Candelaria Rodríguez, quién también fue Miss Fotogenia y Miss Cabello Bonito. Parecía que nadie se podía interponer en el camino de Candelaria hacia la corona, hasta que una tímida e inexperta Miss Soria se hizo con el triunfo ante la estupefacción de todos.

Otra elección que causó sorpresa fue la de la sevillana Maria José Suárez, un año después, en 1996, y no porque le faltasen cualidades para hacerse con la corona, sino porque ocupó la primera plaza delante de dos grandes favoritas que parecían imbatibles, Miss Cantabria y Miss Málaga, primera y segunda dama de honor respectivamente. Posteriormente,  Maria José demostró ser una excelente Miss España, que incluso fue top 16 en el Miss Universo, según las puntuaciones preliminares mostradas durante la gala.

Pero el impacto mayor de la década de los 90 lo supuso la elección de Ines Sáinz en 1997, quizás una de las ediciones de más nivel de la historia. Sin embargo, y a pesar de la dura competicia en cuanto a belleza física, el jurado se decantó por la elegancia, saber estar y excelente oratoria de Ines, en una decisión que aún no es muy entendida por gran parte del sector missologo. La elección de Miss España 1997 es un ejemplo de la victoria del conjunto completo de una candidata sobre la mera belleza física.

Después de una excelente racha en la que disfrutamos de la elección de algunas de las mejores ganadoras del Miss España, como Lorena Bernal, top 10 en Miss Mundo, o  Helen Lindes, segunda dama de honor de Miss Universo, llegó el 2002 con toda la polémica que ya conocemos sobre la candidata infiltrada que compró la corona de Miss Alicante por 400.000 pesetas. Ese fue el primier gran escándalo al que se tuvo que enfrentar la organización de Miss España, y es que hizo tambalear la credibilidad y legitimidad del certamen. Sin embargo, en lugar de escoger ese año a una candidata de nivel que callase bocas y calmase las aguas, como Lola Alcocer, Miss Sevilla, o Sara Ruiz, Miss Valencia, los miembros del jurado se decantaron por la representante de Almería, Vania Millán, una de las misses menos valoradas por los seguidores del certamen. La elección de Vania supone un caso sin resolver aún hoy y, es que, si bien bella y con buen cuerpo, no era ni de lejos la mejor candidata de ese año. De todos modos, como ya he comentado, fue una edición muy polémica y extraña, en la que el público escogió el top 12 con más sorpresas negativas que positivas.

Damos un pequeño salto en el tiempo, y nos plantamos en el año 2005, tercera edición consecutiva que retransmitió telecinco desde Marina D´Or con todo lujo y despliegue de medios. La sorprendente ganadora fue Miss Girona, Verónica Hidalgo, quién no contó nunca entre las favoritas de la prensa ni del público pero que la noche de la final brilló como ninguna, ganando en buena lid a sus más cercanas rivales, Miss Lleida, Mireia Verdú, y Miss Las Palmas, Laura Ojea, dos excelentes candidatas que consiguieron ser top 15 en Miss Mundo y segunda dama de honor de Miss Europa, respectivamente. Desgraciadamente, Veronica no pudo conservar la chispa que le llevó a ganar la corona nacional durante el Miss Universo, no obteniendo clasificación alguna en dicho certamen.

Otra polémica edición del Miss España fue la del año 2009, primera vez que el concurso no fue televisado en muchos años y, aún peor, primera vez en la historia que tiene lugar fuera de nuestras fronteras, en concreto se celebró en Cancún, México. Ese fue el principio del fin del Miss España tradicional, que desaparecería definitavemente dos años después, en 2011, y es que la sorpresa de los fans fue mayúscula cuando, al despertar al día siguiente de la gala, nos encontramos con un top 3 que nadie esperaba. Atrás quedaron grandes favoritas, como las candidatas de Las Palmas, Sevilla o Murcia, que no puedieron hacer frente al trio de ganadoras, Miss Jaén, Alejandra Echevarría, segunda dama de honor; Miss Granada,  Carmen García, primera dama de honor; y Miss A Coruña, Estíbaliz Pereira, nueva Miss España. Estíbaliz tuvo un reinado más bien discreto y tan siquiera entregó su corona, ya que a mitad de año desapareció del panorama de la fama por desavenencias con la organización. Por fortuna, la guapa jienense salvó el año, y es que Alejandra supo sacar partido a su elegancia y belleza convirtiéndose en cuarta clasificada del Miss Tierra o, lo que es lo mismo, flamante Miss Fuego 2009.

Y así llegamos a la elección de Miss Mundo España de este año, junto con el Miss Universo España, el principal concurso de belleza de nuestro país. Desde que se dio a conocer el grupo final de candidatas y durante las semanas previas a la gran final, fueron dos nombres los que se barajaban como el casi seguro top 2: Celia Vallespir, Miss Madrid, y Adriana Sánchez, Miss Málaga. Ambas reunían todos los requisitos para ser una fuerte contrincante en el próximo Miss Mundo y la duda era saber cuál de las dos se quedaría en casa, lo que supondría un gran desperdicio para nuestro país. Nadie podía imaginar que no sólo una se quedaría sin corona, sino las dos, y peor aún, ambas fuera del top 3, que lo conformaron chicas que no contaban para nada en las predicciones: Estefanía Martinez de Alicante, como segunda dama de honor, Lorea González de Las Palmas como primera dama, y Lourdes Rodríguez, Miss Castilla La Mancha, como nueva ganadora. Fuera quedaron grandes candatas que si lograron una plaza en el top 8 como las representantes de Cádiz, Sevilla o Extremadura, también favoritas de los fans. Las explicaciones son varias, pero la mayoría apuntan a un jurado inexperto que se dejó guiar por los resultados en las pruebas preliminares más que en el físico de las chicas. De hecho, el top 3 lo conformaron ganadoras de los Fast Tracks, Alicante como Miss Turismo, Las Palmas como ganadora de la prueba de talento y Castilla La Mancha como Belleza con Propósito.

Pero así están las cosas y es una decisión que no tiene marcha atrás, por lo que no sirve de nada ya quejarse y sólo nos queda apoyar a nuestra candidata para que desempeñe un buen papel en el próximo Miss Mundo, a celebrarse el próximo 14 de diciembre en Londres. ¿Y cuáles son las opciones de Lourdes de llevarse el premio final? Pues nunca se sabe, ya que todos sabemos que el Miss Mundo es un concurso a veces caprichoso y en el que juegan muchos factores además de la belleza física. Lo que está claro es que, con una buena preparación, nuestra candidata puede salir airosa y volver a casa con una buena posición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s